martes, 29 de septiembre de 2009

No pudo ser

Pues no.

No he podido colocar ninguno de los tres cuentos (Carcelero fiel, Daño colateral y El demonio en la botella) entre los finalistas al II Certamen Monstruos de la Razón 2009.
Mentiría si dijera que no estoy decepcionado. Si bien soy consciente de que los dos primeros serían considerados, en el mejor de los casos, unas agradables curiosidades, el tercero creo que está bastante bien. Probablemente no sea demasiado original, pero sí correcto.
Además, durante la fase de votaciones los comentarios a los cuentos han sido bastante positivos, lo que hizo que creara unas expectativas que no se han visto cumplidas.

Este año las votaciones han sido poco ágiles. El año pasado debí votar a cerca de 80 relatos, mientras que este año han sido 10. La espera a la asignación de grupos ha sido demasiado larga en mi caso, del orden de 8-10 días. Por eso hay muchos relatos finalistas que todavía no he leído. Los leeré todos para votar a los cinco que considere mejores en cada categoría, pero de momento puedo decir que los hay muy buenos y que hay también al menos dos que me descolocan. Uno de ellos en particular ha tenido una serie de comentarios algo negativos, pero ha sido seleccionado por el jurado (demostrando una vez más que suelen ir contra el común de los gustos).

Llego a dudar de mi criterio, pero opino que un relato debe ser atractivo, estar bien escrito, carecer de faltas de ortografía o de gramática y, en el caso de este tipo de cuentos de longitud reducida, tener algo que llame la atención, la guinda: un giro final, sentido del humor... En cualquier caso me resultan difíciles de leer relatos en los que las tildes brillan por su ausencia o hay faltas de ortografía que no deberían darse en personas que se presentan a un premio. Pasar un corrector ortográfico está al alcance de todos, si los conocimientos fallan. Por eso me resisto a otorgarles una alta puntuación, aún en el caso de que la idea sea interesante. Y por eso no me gusta que se seleccionen este tipo de escritos. Pero claro, para gustos hay colores.

No me queda más que felicitar a todos los finalistas y tratar de hacerlo mejor el año próximo.

lunes, 21 de septiembre de 2009

¡Campeones de Europa!

¡Por fin lo hemos conseguido!

La mejor generación de baloncestistas que haya tenido nunca España se ha proclamado campeona de Europa ayer domingo 20 de setiembre. Y lo ha hecho a lo grande, barriendo de la cancha a Serbia y vengando la humillación de la primera jornada.
Probablemente debamos agradecer gran parte de este título a esta primera derrota, que sirvió para darnos cuenta de que este año tocaba sufrir. Y asi fue hasta que se humilló a una deprimida Lituania para posteriormente pasar por encima de Polonia, Francia y Grecia.
Hemos sido testigos, en esta segunda parte del campeonato, del mejor juego desplegado por el Equipo Nacional desde el mundial de Japón 06 con el paréntesis de la final de los Juegos Olímpicos de Pekín 08. Pero por primera vez en mucho tiempo hemos visto como nunca sus debilidades y tambalearse ese núcleo cohesionado que todos los especialistas señalan como el secreto del éxito.
Tiempo habrá para los análisis. Probablemente el equipo estuviera descompensado desde el inicio, obligado a jugar con Rudy y Navarro frente a equipos con un tres alto (Nachbar, Turkoglu, Diaw). Finalmente se ha solventado la papeleta adecuadamente, pero el roto pudo haber sido de consideración.
Probablemente también estemos asistiendo al punto máximo de rendimiento de este grupo. La cuesta abajo se vislumbra en el horizonte, como no puede ser de otro modo, y Serbia se perfila como nuestro gran rival del futuro.
Por el momento la diferencia entre unos y otros es abismal. El mundial de Turquía del año que viene marcará otro éxito de la selección. A partir de ahí, se verá.

Pero de momento, toca disfrutar.

¡Yo soy español, español, español!

jueves, 17 de septiembre de 2009

¿El fin de una era?

Hoy me lo he pasado muy bien viendo al Equipo Nacional. Ya lo llevo haciendo desde el partido contra Lituania, pero hoy jugábamos contra Francia y Tony Parker.

Pero no estaba nervioso, más bien bastante confiado en la victoria. Francia llevaba 6 de 6 partidos, pero analizando los rivales (Alemania, Rusia, Letonia, Grecia, Macedonia, Croacia) la victoria más abultada fueron 8 puntitos y la masacre de los macedonios. Poca cosa, la verdad. Y estaban cagaos por haber ganado a Grecia y enfrentarse con España. Creo que el factor psicológico estaba claramente de nuestra parte.

Y ahora creo que España no puede perder el Eurobasket. Apuesto por ello. De repente parece que todo ha cambiado, se juega con intensidad atrás y con consistencia en ataque. Hasta Escarrollo utiliza a los jugadores con un poco de cabeza y la rotación se ha reducido a 8-9 jugadores. Incluso está hábil en los cambios y en el timing de los tiempos muertos.

Pero la sensación es agridulce. Creo que el juego de España ha llegado a su punto álgido en la final de Pekín 2008 (porque durante el campeonato ya jugaron con fuego frente a Alemania y China, además del palizón que nos metieron los yanquis) y ahora hemos comenzado la cuesta abajo. El núcleo del equipo tiene 29 años, excepto Rudy y de los jóvenes sólo Rubio tiene una participación importante. Claver y Llull tienen 22 añitos, pero a su edad éstos ya quedaban 5º en el mundial de Indianápolis ganando a los NBA y perdiendo únicamente el cruce de cuartos (qué gran oportunidad perdida: 1º Yugoslavia 2º Argentina 3º Alemania 4º Nueva Zelanda). Como dice Iturriaga, en 2009 comienzan los torneos terrenales de España. Se acabaron las exhibiciones y a partir de ahora tocará sufrir. Además los NBA no vendrán siempre. ¿Cuánto nos queda? Quizá el mundial 2010 por aquello de revalidar título. España pierde mucho sin Gasol (ver europeo de 2005). Los Juegos de Londres pillará a unos cuantos de ellos con 32 años... Disfrutemos porque ésto se acaba.

En el futuro vislumbro a Serbia como gran rival a batir. Con el equipo más joven del campeonato se ha metido en semifinales y se enfrentará a Eslovenia o a Croacia. Tienen grandes posibilidades de colarse en la final. La pera, vamos. Pensaba que llegarían a cuartos de final y ya, pero ahí siguen. Ellos irán hacia arriba y nosotros vamos hacia abajo.

Por cierto, el nivel del europeo está siendo bastante escasito, ¿no?.
Ahora, que gane Turquía y en semis les damos para el pelo.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Un 11 de setiembre

Sin duda muchas cosas ocurrieron el once de setiembre de 2001. Aquí hablaré de dos.
La primera es que ese día viajé a Madrid para una entrevista de trabajo. Tomé el tren nocturno de Gijón a Chamartín y allí amanecí a eso de las 8 de la mañana. Un afeitado rápido en los lavabos de la estación y cambio de ropa en el retrete. Muchas veces he dicho que fue el viaje más triste de mi vida, pues entendía que las posibilidades de trabajar en Asturias se esfumaban con esa entrevista. Finalmente fui seleccionado, incorporándome a mi empresa el dos de octubre de ese año. Si Dios quiere, pronto cumpliré 8 años, pero por fin trabajo en mi tierra.
El otro, evidentemente, es el brutal ataque a las torres gemelas de Nueva York. Recuerdo que el segundo impacto se vio en directo por televisión, mientras Matías Prats contaba lo que estaba ocurriendo. Impactante. Como una película, pero esta vez era realidad. Muchas cosas cambiaron el 11 de setiembre y aún hoy arrastramos esos sucesos.
Otro día 11, esta vez de marzo, sacudió los cimientos de la inocencia española. Pero esa es otra historia.
A todas las víctimas de la barbarie.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Génesis

Pues hete aquí que el título del blog es "Historias de Iramar" y aquí hay un poco de todo menos eso, historias de Iramar. Así que hoy me he decidido a desempolvar los capítulos ya escritos, corregirlos y colgarlos. Pero como son un poco largos (entre 7 y 10 páginas), he pensado que es mejor utilizar Megaupload y que se puedan bajar en formato pdf para su degustación y crítica destructiva.
Y ahora un poco de historia.
Algunos de los escenarios del Ciclo de Iramar aparecen en escritos de principios de los 90. Repasando las hojas amarillentas de mis libretas de papel cuadriculado, se cita la ciudad de Milas en una historia de diciembre de 1992. Por aquella época vivíamos la Edad de Oro de los juegos de rol y habíamos comenzado a jugar de forma regular a AD&D. Fredi era nuestro DM y creo que fue la campaña más divertida que hemos jugado (aunque quizá sea el recuerdo agradable lo que la hace especial). La historia se refiere a mi primer personaje, Justus Massemburg, sacerdote de Cyric con carisma 3 (es lo que tiene sacar cuatro 1 en 4d6).
Poco tiempo después escribí una historia centrada en Iramar para un concurso de Fantasía que organizaba Timun Mas. Ésta, junto a Minotauro, eran las únicas editoriales que apostaban fuerte por los libros de Fantasía Épica. Sin embargo nunca llegué a enviarlo. No me atreví. Pero todavía conservo los originales impresos en una impresora matricial y las ideas generales del relato ayudaron a construir parte de la historia mayor.
Llegamos entonces a 1996, donde comienzo a dar forma más adecuada al Ciclo de Iramar. Bastante irregularmente, por cierto, pues hasta ahora tengo el prólogo y siete capítulos, además de parte del octavo y algunas anotaciones. La última redacción es de 2005, así que comencé este blog tratando de imponerme una periodicidad mayor y una disciplina o algo que se le acerque. Veremos si lo logro.
Y como cualquier mundo de Fantasía debe tener una cosmogonía que se precie, nació Génesis, el prólogo del Ciclo de Iramar. La redacción puede parecer confusa en algunos momentos, pero trato de evocar las crónicas medievales y religiosas, inspirándome incluso en la Biblia. Haciendo un ejercicio de autocrítica, creo que la originalidad de la idea es relativa, siendo generosos un 5 sobre 10, pero doy algunas pinceladas que posteriormente tendrán su importancia en la historia.
Para poder leerlo aquí tenéis el enlace:
Saludetes

martes, 1 de septiembre de 2009

Hace 70 años

1 de setiembre de 1939. Unos soldados polacos disparan a soldados del Reich destacados en la frontera entre ambos países. Ya tenemos casus belli y el resto es Historia.
Evidentemente el episodio nunca sucedió, pero a los jerifaltes nazis les importaba poco. Era el momento de conquistar un poco de Lebensraum, espacio vital, y a quién mejor que a los pobres polacos emparedados entre el gigante alemán y el coloso soviético.
Menos de un mes duró la resistencia polaca, hasta la caída de Varsovia. Su valeroso ejército, escaso de medios, no pudo resistir el empuje de la Wehrmacht y la puesta en práctica de las novedosas teorías bélicas de los militares alemanes.
Fue el comienzo de una guerra de pesadilla. Aproximadamente 60 millones de muertos, entre civiles y militares, en apenas 6 años de conflicto. La primera guerra verdaderamente mundial. La "industrialización del horror". Hoy Alemania, de nuevo unificada, es un país pujante, pero avergonzado de su pasado. Incluso mis compañeros de trabajo alemanes tienen esa percepción. Afortunadamente parece que han aprendido de sus errores. Lo mismo que Japón.
Pero no son sólo ellos los que deberían avergonzarse de lo sucedido. También los "aliados" deberían reconsiderar los hechos y hacer examen de conciencia. Pero en Nuremberg sólo se sentaron los de un bando.
Lamentablemente, la Historia la escriben los vencedores.